martes, 8 de diciembre de 2015

LOS CAMINOS QUE ENCONTRÉ EN TÍ

No todos los días en nuestra ruta a seguir nos encontramos con alguien que bata sus alas en pos de ti.
Alguien que sabes que nunca te dejará atrás,y con mil y una historias que contar.

No todos los días resulta sencillo reir,y contigo solo obtengo y recibo.Y no tengo que fingir.
Reirme de mi misma,eso me has enseñado,a tirarle piedras al muro ese en el que está lo malo.

Ese sol que ilumina mi parte oscura y ese resplandor que me quita la amargura.
Te ví un lejano dia y estabas ya muy cerca de mi,en aras de lo que tenia que venir,de lo que somos ahora y de lo que nunca ha de morir.

Dentro de mi alma siempre vivirás como un océano de aguas mansas de las cuales no quiero escapar.Nadando en contra del viento,que me quiere azotar.

Alguien que entra en tu vida sin avisar,un látido permanente,y cuando quieres darte cuenta,ya no quieres dejarla marchar.

Mótivos y pasión.Tristeza y dolor.Contarnos historias,algunas noches sin dormir.
Te dejo que tengo sueño y en ellos te veo a ti.
Ese oro al que veo relucir,la que da más valor aún a mi vida,la que me hace sentir,la que con unas cuantas palabras consigue poner en marcha un nuevo porvenir.

Color rosa,cambia el chip,tengo una llave solo para ti.
Con ella abriré mil y una puertas donde sea que tenga que ir.
Siempre que tu estés detrás de ellas...que sentido tendría sino ir?

En el éter de la amistad se fusionarón el espacio y el tiempo para conversar,para reir y para crear.
Se volvió físico porque así lo quiso el momento,ese que nos dá y que nos devuelve sentimientos,los abrazos,los lamentos,las alas para volar...hacia donde estás.

Cúal ángel pérdido al que tuviste que encontrar,cúal museo al que me tuviste que ir a "admirar",que no merezco semejante honor,solo sentir que estás a mi lado,cercana o lejana sin importar la estación.

Cúal camino sin terminar,me faltaba un empedrado sobre el que caminar,el camino de baldosas amarillas que te encargaste de colorear.

El viento que mueve mi pelo y altera mis pensamientos.Los pones en orden y los vuelves a desordenar,esa llama que jamás se ha de apagar.

Que te pasa?
No quiero verte llorar.
LLoro porque te tengo y no quiero que te marches jamás.


Dedicada a Sonia López.
Te quiero.

No hay comentarios: