lunes, 17 de agosto de 2015

OPCIÓN NO VALIDA

Nos gusta pensar que nada es permanente.Que siempre tenemos una segunda oportunidad.Pero eso,simplemente no es cierto.Una vez que tomamos una decisión particular,nos guste o no,ciertos senderos se nos cierran para siempre.

Una vez que dices que si a algo,en algunos de esos senderos las opciones ya no son válidas.
En ocasiones nunca abandonamos la esperanza,ese templo mental donde instalamos nuestras emociones en aras de que en algún momento se cumplan.
A veces "no nos preocupamos" por las rutas que tomamos.Creemos que tenemos un ángel custodio detrás de nosotros para nuestro propio beneficio.

Para muchos de nosotros la tentación de volver la espalda al pasado es algo que no podemos evitar.Aunque con ello corramos el riesgo de convertirnos en estatua de sal.
Miramos los senderos que podríamos haber tomado,y nos lamentalos de ciertas decisiones,pero...¿nos ocurriría lo mismo si hubiéramos ido por ese sendero no escogido?

¿Qué hacer cuando no sabes que hacer?

Hay que vivir la vida,nuestra vida,esa única que tenemos bajo un cierto código,examen de conciencia para agradar a todo el mundo?
¿O tener una vida transparente?
¿Es posible eso? ¿Una vida sin mentiras,sin secretos,una vida en la que no se haga daño a nadie? ¿Aunque sea involuntariamente?

¿Tenemos a alguién en nuestra vida que sea ese velo transparente a través del cual nos vemos "forzados" a ver y a vernos tal y como somos?

Y si fuera así,¿nos gustaria lo que vemos o prefeririamos seguir "fingiendo"?
¿Si le revelo todos mis secretos a alguién me convierto en especial?

Para encontrarnos,dicen,que hay que perderse.
Para ser vistos,quizá,debamos volvernos transparentes.

¿Funcionamos mejor si tenemos algo constante en nuestras vidas o mejor si nos dejamos llevar por la improvisación y el destino?
Una rutina proporciona una estructura de vida,pero en ocasiones,necesitamos que ese engranaje que forman el esqueleto de nuestra vida,"se derrumbe" y se parta en mil pedazos para que al menos,por una vez,pudieramos sentir algo distinto,fuera de esa rutina.

Algunas partes de nuestra vida son como pilotos automáticos,ese piloto sirve para no tener que estar reafirmandote continuamente,a la vez también sirve para que puedas hacer otras cosas creativas.
Por no hablar de los errores.

Todos cometemos errores.Y eso es porque carecemos de la suficiente información.Actuamos con modelos de comportamiento prehistoricos,solo nos diferencia una corbata,y siempre hacemos supociones que la mayoria de las veces resultan ser erróneas.

Porque errar es de humanos.
Es dificil admitir nuestros errores.Y más aún perdonarnos por ellos.
¿Es más fácil perdonarnos a nosotros que a los demás?
¿Es imposible perdonarlo todo?

Dicen que nada es imposible.
Maria lo dijo en una de sus apariciones en Medjugorje."En la oración hallareis la solución a toda situación..."
El ángel Gabriel en la Anunciación. "...Pues nada es imposible para Dios".
Y el propio Jesús a sus discipulos sobre el camino de la salvación. "Para los seres humanos  esto es imposible,pero para Dios todas las cosas son posibles".

Me pregunto si se "transformaria"nuestra vida si creyeramos en esas palabras.
Porque lo cierto es que no creemos que todo sea posible.Quizá porque tenemos una visión limitada porque nuestros sueños casi nunca se cumplen.En ocasiones,jamás.

Y en cierta ocasión que Dios me escuchó hablar en voz alta,me confensó que Él tiene recursos ilimitados.Pero que yo se lo pongo muy dificil.
¿Como puedes proporcionarme los deseos que anhela mi corazón?_Le pregunté.
Solo si estás dispuesta a creer que todo es posible._Me respondió.

Otra noche sin respuesta.Otra noche sin dormir...
Tal vez me falta pasión..._dije creyendo que no me oia.
No todo el mundo necesita la pasión_contestó cálidamente_pero todo el mundo necesita una pasión.Que nos haga sentir vivos,aunténticos."Reales".

¿Cúal es la tuya?


1 comentario:

Anónimo dijo...

Los errores se perdonan a los demas, los propios nos persiguen siempre.
La pasión, viene por si misma, se alimenta de sueños e ilusiones, solo hay que soñar que es posible.