viernes, 14 de agosto de 2015

ME DEJARIAS MARCHAR...?

Hay cosas en la vida que hay que tener cuidado de no romper. Porque algunos amamos sin limites y otros simplemente no se arriesgan nunca.

Cuando me abrasaba el deseo y brillaban mis ojos,guardé la moral en el primer cajón que encontré,me vestí de demonio,puse una venda a mis ángeles y actué.Todo por un beso.

Ese que sacudió mi boca aquel lejano dia,ese que aún saborea tu lengua cada centímetro,y aún tiembla al recordarlo.Estabamos pegados y aún asi yo te sentía lejos,porque te quería aún más cerca...

Nos han quedado tantos besos pendientes,algunos estuvieron tan cerca,a escasas horas de lo que podría haber sido,a escasos momentos del momento...
Se perdieron para siempre en ese éter que nosotros mismos creamos para nuestro cuento ya incontable.
Un cuento en aras del desafio al tiempo,del desafio a las horas,del desafio al Te Quiero.
Del desafio a ese abismo que tantas veces nos mostró sus fauces y que nunca nos arrastró lo suficiente como para caer en ellas.Un abismo con ojos de terciopelo,cabellos negros donde entrelazarse,manos inquietas pero provistas de quietud,boca llena de palabras siempre adecuadas como para llorar en cada roce,en cada movimiento de cuerpos y en cada abrazo al que dejarse caer.

Fueron tantos los momentos que nos brindó el mundo,y ese abismo,que ya no podemos distinguir entre luz y oscuridad.Entre sabanas o entre rocas,entre dulzura y martirio.Entre éter o proximidad...cada movimiento parecía real y a la vez era una jugarreta del destino.
Como diciéndonos que habíamos nacido en el mismo lugar,pero que solo nos veriamos desde la distancia.Como una broma macabra.
Y solo cuando un pequeño atisbo de esperanza,cuando por fin la jugarreta se la jugamos nosotros al destino...aparece otra vez ese abismo que nos clama.Ese abismo que nos unió poco a poco y que cuando por fin pudimos tocarnos se abrió en dos.

No sé cual de los dos cayó primero.Pero si sé que yo llegué la primera.Quizá porque a veces llegamos cuando ya no hay nada que recibir o no tenemos nada que dar.Quizá la casualidad nos dio lo que nunca se nos hubiera ocurrido pedir.

Cada salida de la vida de alguien,es la entrada a otro mundo paralelo,ese mundo en el cual me esperes,en el cual te halles,en el cuál te pierdas.
Yo te amé de un modo que no conocía y a la vez,con una extraña sensación de algo ya vivido.
Sé que lo sabes,que me piensas,pero me pregunto si te preocupa.Me pregunto si causo el mismo efecto en ti...

No me dejes empezar,te dije,porque estaba sola y apareciste justo en el lugar exacto.Y aún estás ahí.
Sé justamente que sientes dentro porque comparto tus oscuros pensamientos,pero nunca compartimos las mismas consecuencias.Cada dia caigo,cada dia lloro.Te has preguntado alguna vez por qué?
Porque amo todo en ti.Incluso después de que te dejarás engullir por ese abismo.Incluso después de haberle dado la mano cuando siempre estuvo en tu contra.Aún después de despertarme y no encontrarte allí,incluso cuando aún eres capaz de sonreir.
Tendrás que volver a enseñarme como se hace.Tendrás que volver a decirme como se sonríe cuando tienes a ese abismo delante de ti,todo el tiempo.

Pero todos los días me digo que tengo que intentar que mi corazón se quede aquí,porque este fuego interior nunca verá la luz del dia.Esa luz que era nuestro abismo.Era nuestro.

Nunca sabrás todo lo unidos que pudimos estar.Y cada maldito dia hay que intentarlo.Es duro.Pero un poco menos difícil.
Estabas tan cerca de encontrar el camino a mi corazón que lloraba de alegría porque sabia que mirara donde mirara,siempre te veía a ti.Eras ese camino que valia la pena recorrer,ese rio en el que calmar la sed,ese mundo sin inventar.Lo hacíamos a cada paso de nuestra imaginación...hay un mundo más allá de este y allí estoy desde el comienzo y estaré hasta el final.Aunque solo sea para saber que sabes que estoy ahí...

Te espero.Te guardo un lugar en mi corazón,lo tienes desde que decidimos abrir los ojos para ver más allá de lo mundano y lo divino.
Sé que lo sabes.Porque lo ves en todo lo que te rodea.
Y si tus pasos se ponen tenues,y aunque quizá,en algún momento no supe seguirlos,a escucharte iré.

Los tiempos vienen y van,pero sabes que hay un código,si se rompe y cruzo esa puerta solo podrás abrirla tú.
Las señales se pusieron claras,tanto que creimos que no las necesitábamos.Solo tenias que decirme lo que necesitabas,y si hubieras sido capaz de resistir,te lo hubiera dado.
Jamás pensamos que tendríamos esta oportunidad y juguemos mortalmente con nuestras emociones.
Sentí como te rendias,solo tuviste que gritar y no te hubiera dejado caer al abismo del que tantas veces quisimos escapar.
Leo cada palabra que me enviaste...cuando empiezan a desvanecerse los recuerdos...los guardo todos como sentimientos inconfesables...

Quizá algún dia lejano,quizá cuando ya ni te acuerdes de mi,me veas pasear a solas bajo el manto de la noche,o quizá entre la multitud...dime...me dejarías marchar?

Porque dejarme fue fácil,pero volver es imposible.
dime.
Me dejarías marchar?